lunes, 17 de octubre de 2016

¿Desde cuándo existe la iglesia Católica?

No hay registro alguno que compruebe con certeza desde cuándo se hace llamar “católica”  la iglesia. Se dice mucho sobre todo en el protestantismo que la iglesia católica fue fundada en el siglo IV en el concilio de Nicea organizada por el emperador Constantino exactamente en el año 325, a veces llegan a afirmar que fue el mismo Constantino quién fundó la iglesia Católica.

La realidad que muestra la historia es algo diferente, existen documentos históricos que demuestran que la iglesia católica existe desde mucho antes del concilio de Nicea, incluso mucho antes del nacimiento de Constantino.

La primera referencia que existe hasta ahora donde se le llama a la iglesia como “iglesia Católica” son las cartas de Ignacio de Antioquia. Ignacio fue un obispo del cristianismo primitivo de Antioquia (lugar en donde por primera vez se le llaman cristianos a los seguidores de Jesús), sus famosas cartas las escribió durante su traslado a Roma alrededor del año 107 D.C  para cumplir su condena y así ser devorados por los leones al público y espectáculo de la gente en algún anfiteatro.



Si en esa carta se menciona a la iglesia como iglesia católica obviamente esto significa que la iglesia era llamada Católica desde mucho antes del año 107 dado que es ilógico pensar que a la iglesia se le llamó católica desde un día para otro, por ende la iglesia es llamada católica desde menos de 7 década después de la partida de Jesús, probablemente aún no se terminaba de escribir completamente el nuevo testamento cuando a la iglesia ya se le llamaba Católica.



¿Por qué la iglesia llevaría el nombre de Católica?

La palabra católica viene del griego cuyo significado es “universal”, antes de la llegada de Jesús los Judíos creían que dios Yhavé  sólo les pertenecía a los judíos dado que ellos fueron el pueblo elegido. En cambio Jesús vino a enseñar que Dios también estaba con los gentiles y que Dios era parte de toda las razas humana, en pocas palabras Jesús vino a hacer la religión de los Judíos en una “universal” en donde cualquier persona se les podía unir, eso significa universal.

Es cierto que en las escrituras no aparece el concepto de iglesia católica o universal pero sus enseñanzas se basaron en una religión universal para cualquiera que deseara convertirse. Así como en griego (unos de los idiomas que usaron para escribir parte del nuevo testamento) usaban iglesia "católica" para referirse a una iglesia universal es posible que en otros idiomas también hayan usado el termino universal sólo que en en el idioma griego fue el que sobresalió, si la iglesia católica hubiese sido creada en Roma en el concilio de Nicea como muchos afirman entonces sería más lógico que no hubiesen nombrado a la iglesia en griego, tal vez hubiesen usado el latín.


Lo que sí es cierto es que después de la partida de Jesús y de sus seguidores directos también existían muchas corrientes del cristianismo al igual que en la actualidad, entre todas esas corrientes con diferentes creencias existían los católicos, en realidad los católicos eran unos de los muchos tipos de corrientes del cristianismo, ellos se distinguían por defender la divinidad de Cristo como uno sólo con Dios y la virginidad perpetua de María (aunque ésta otra obtendría más importancia algunos siglos más tardes), otras corrientes contradecían la creencia de la divinidad de Jesús, argumentaba que Jesús fue un hombre y por lo tanto no poseía la divinidad de Dios.

Así como existían un sinfín de diferentes corrientes del cristianismo también existían un sinfín de evangelios además de los cuatros que todos conocemos que contiene la biblia (esos diferentes evangelio son conocidos como evangelios apócrifos), cada una de las corrientes cristiana era fiel a uno o varios de los evangelios así como los católicos eran fieles a los cuatros que contiene el canon hoy en día, la iglesia católica rechazaba los otros evangelios que circulaban y por ende los tomaba como herejía, ya sea porque que argumentaban que no poseían veracidad histórica o porque no mostraban énfasis a la divinidad de Jesús etc,.



Concilio de Nicea




La intención de Constantino durante el concilio de Nicea fue intentar unificar al cristianismo en una sola iglesia, en dicho concilio asistieron representantes y líderes de diferentes corrientes cristianas de la época para debatir sobre cuál de todas esas corrientes poseía la verdad.

Constantino se había convertido al cristianismo y por lo tanto quería hacer del cristianismo una religión legal y oficial de Roma, lo que él no sabía es que existían un sinfín de corrientes cristianas y cada una de ellas tenían diferentes ideas respecto a Cristo.

Por esta razón Constantino tuvo la necesidad de organizar un concilio para ordenar y unificar al cristianismo. Como ya mencionado en dicho concilio asistieron líderes de diferentes corrientes cristianas, entre todas esas corrientes también estaban los católicos que se distinguían por defender la divinidad de Cristo como uno solo con Dios.


Por una u otra razón fueron los católicos quienes salieron victoriosos en tal concilio, fue en ese momento en que la iglesia católica fue la religión oficial de Roma y por medio de un famoso credo (llamado credo Niceno) se dejó claro cuál era la condición de Jesús y en qué consistía la iglesia Católica.


Creo en un solo Dios,
Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible.


Creo en un solo Señor, Jesucristo,
Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios,
Luz de Luz,
Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho;
que por nosotros lo hombres,
y por nuestra salvación
bajó del cielo,
y por obra del Espíritu Santo
se encarnó de María, la Virgen,
y se hizo hombre;
y por nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria
para juzgar a vivos y muertos,
y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo,
Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo
recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia,
que es una, santa, católica y apostólica.
Confieso que hay un solo bautismo
para el perdón de los pecados.
Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro.
Amén.



Además de los asuntos ya mencionado también en este concilio se trató el tema del canon de los textos sagrados (biblia), los textos considerado apócrifos fueron desechados y de los tantos evangelios existente sólo fueron admitidos los cuatros que ya todos conocemos y que los católicos siempre han considerado como más verídicos.

No obstante los otros evangelios y corrientes cristianas no desaparecieron por completos. A pesar de que la iglesia ordenó deshacer los evangelios apócrifos los fieles de dichos textos ocultaron sus evangelios para mantenerlos a salvo, estas corrientes cristianas siguieron vivas por mucho tiempo después del concilio de Nicea y mientras avanzaba el tiempo iban apareciendo nuevas corrientes cristianas mientras otras iban desapareciendo.

miércoles, 28 de septiembre de 2016

¿Por qué en las fotografía antiguas no sonreían?

Se dice que la razón por la cual una persona no sonreía al posar en una fotografía durante los primeros años del inicios del novedoso invento es porque la cámara fotográficas tardaban varios minutos para llevar a cabo la captura de imagen, por lo tanto una persona al ser retratada debía permanecer en una misma posición sin el más mínimo movimiento corporal, así que por  obvias razones para las personas debía ser demasiado incomodo estar posando con una sonrisa agradable por mucho tiempo al frente de la cámara y como consecuencia saldría una sonrisa muy fingida o incluso peor, una sonrisa distorsionada, borrosa o movida. Esta teoría es valida (en los inicios de las fotografías), pero no se puede decir que es la principal razón ya que mientras avanzaban los años las cámaras eran mucho mejores y eran capaces de captar imágenes casi instantáneas y de alta calidad, pero la  mayoría de las personas todavía seguían ocultando sus lindas sonrisas antes las cámaras al ser retratadas. 

En aquellos tiempos se puede decir que era raro o ridículo sonreír en un retrato, tal vez las razón sería porque antes de las décadas de los 40 y 50 la fotografía era vista con más profesionalismo y seriedad (una sonrisa en una fotografía podía quitarle ese toque de profesionalismo), Las cámaras no eran muy baratas y por lo tanto no cualquiera podía adquirir una para uso personal o pasatiempo al menos que fueras rico, sólo las personas con un estatus altos, adineradas o famosas    eran las que más solían retratarse (aunque esto no excluye a los pobres ya que  por amor al arte  los fotógrafos también acostumbraban a fotografiar personas humildes).

Hay que tener en cuenta que en tiempos pasados mostrar los diente no era algo que a las personas les enorgulleciera,  antes no había tanto cuidado ni tanta higiene dental como en la actualidad, ni mucho menos solían ir con dentistas, por lo tanto las persona no poseían dientes blancos y agradables.


En otros artículos de internet se puede leer que las sonrisas en las fotografías se hicieron popular con las apariciones de las estrellas de cine y televisión a causa de que éstas eran fotografiadas y ahora solían aparecer con una linda sonrisa, fue así que las personas al querer imitar a sus ídolos empezaron hacer lo mismo al ser retratadas hasta que se puso de moda.


Desde mi punto de vista no creo que el cine y la televisión sean la principal causa de esta peculiar moda, mas bien creo que todo esto empezó cuando las cámaras dejaron de ser sólo exclusivas para la gente rica o profesionales, al inicio de la décadas de los 40 las cámaras podían ser adquiridas más fácilmente por casi cualquier persona a precios no tan excesivos ,  ahora las cámaras ya no sólo eran para usos profesionales sino que las personas usaban las cámaras fotográficas sólo por pasatiempo y diversión, “así que por lógica un gesto instintivo a un acto de diversión sería una sonrisa”.
En pocas palabras las cámaras fotográficas a disposición de cualquier persona la fotografía era libre, ya no había un fotógrafo que impusiera sus normas o reglas, no había nadie que les dijera como debían de posar para la fotos y en qué posición debían de permanecer, las personas eran libres de sonreír si así lo querían, las personas sonreían sólo por la simple razón de satisfacción que sentían al ser fotografiada.

En la actualidad sonreír para una foto es casi obligatorio, pero más que sonrisas las personas siguen experimentando nuevas modas ligadas con la fotografía y muchas de ellas raras o extrañas, con la tecnología a la palma de nuestras manos la fotografía para muchos ya ha dejado de ser un verdadero arte y ven a la fotografía como un simple juego.
A pesar de que las sonrisas son escasa en las fotografías antiguas se pueden encontrar muchas fotos antiguas donde las personas aparecen sonriendo, la única diferencia es que en su mayoría sólo se trata de una sonrisa muy discreta.