miércoles, 24 de mayo de 2017

El Evangelio de los Doce Santos

Desde los primeros siglos del cristianismo se sabe que han existido un sinfín de evangelios además de los cuatros que todos conocemos y que forman parte del canon bíblico, estos evangelios también conocidos como evangelios apócrifos y textos gnósticos la misma iglesia intentó desaparecerlo de la historia cristiana. Por mucho tiempo este tipo textos del cristianismo primitivo fueron desconocidos aunque se sabía que existieron gracias a fuentes antiguas que mencionaban dichos textos, en especial los escritos del obispo Ireneo de Lyon en su obra "Contra las herejías (Adversus haereses)" del siglo II. Fue en el año de 1945 cuando estos texto salen a la luz con el descubrimiento de los manuscritos de Nag Hammadi, se trataba de una colección de manuscritos que contenía textos gnósticos del cristianismo primitivo que el mismo Ireneo había mencionado en sus escritos en el siglo II,.

A lo largo de la historia cristiana posterior al cristianismo primitivo han salido a la luz muchos evangelios apócrifos  pero estos no poseen veracidad alguna, con tan solo leerlos se sabe que no tienen conexión con el cristianismo primitivo y que fueron escritos mucho tiempo después (en su mayoría en la edad media cuando estos evangelios alcanzaban mucha popularidad), de hecho muchas de las tradiciones y leyendas de la Iglesia Católica es muy evidente que se basan en estos textos apócrifos y por lo tanto es ilógico pensar que la iglesia trataba de desaparecer todo texto apócrifo que apareciera como muchos creen, mas bien era todo lo contrario, los mismos miembro de la iglesia los conservaba ya sea para estudio o porque simplemente eran interesante, se puede decir que la persecución contra los evangelios apócrifos sólo transcurrió entre el siglo II y IV.



Entre todos estos textos apócrifo hay uno muy curioso y no muy conocido  evangelio, se llama "El evangelio de los doce Santos", supuestamente este texto se trata del primer evangelio cristiano usados por los mismos apóstoles y escrito en arameo, se cuenta que fue llevado a un monasterio Budista del Tibet para mantenerlo a salvo de manos enemigas, fue traducido por el Reverendo Gideon Jasper Richard Ouseley  a finales del siglo XIX y principio del siglo XX. Lo que hace diferente este evangelio a todos los otros existentes ya sean los evangelios Canónicos, apócrifos o gnósticos es que en éste se  pone mucha énfasis a los anímales, al grado de promover el vegetarianismo.






Hablando desde mi punto de vista no me cabe la más mínima duda de que este evangelio es totalmente falso, en primer lugar nunca se ha comprobado su existencia, sólo se dice que se encuentra en los monasterios del Tibet pero nunca nadie lo ha visto, otro argumento sería que jamás se ha mencionado en los texto antiguos, además si este descubrimiento fuese cierto no pasaría desapercibido, sería un gran hallazgo a nivel mundial, atraería a investigadores, científicos, historiadores de todas partes, aparecería en reportaje, noticias y documentales, History Channel y National Geographic estarían tras el evaangelio,  documentarían sus estudios como lo ha hecho con los otros evangelios descubiertos en 1945 y los rollos del mar muerto,  pero nada de esto ha pasado porque simplemente no hay nada de prueba.

Por mucho tiempo se llegaba a cuestionar la existencia  de los evangelios Gnósticos que menciona Ireneo en su obra "contra las herejías" y que sólo había sido una escusa para atacar a los herejes mencionando evangelios falsos, pero esta idea fue totalmente descartada con el descubrimientos de los manuscritos de Nag Hammadi en el años de 1945 ya que dicho texto que mencionaba Ireneo eran los mismos que se descubrieron. Los manuscritos de Nag Hammadi fue un gran descubrimiento a nivel mundial al igual que los manuscritos del Mar Muerto, se hicieron prueba científica, atrajo la atención de historiadores y arqueólogos del todo el mundo, National Geographic e history Channel hicieron documentales de sus investigaciones, algo que nunca ha pasado con el supuesto evangelio de los doce santos, la razón es que nunca ha existido dicho evangelio salvo la supuesta traducción hecha por el reverendo. 

Entiendo que algunos pueden decir que la razón por la que no ha salido a la luz este evangelio es por culpa de la iglesia católica, pero si esto fuese correcto entonces jamás habrían salido a la luz los evangelios gnósticos descubiertos en 1945, la realidad es que la iglesia ya no tiene poder para ocultar los descubrimientos históricos, puede que en el siglo IV con el concilio del Nicea teniendo el apoyo del imperio romano la iglesia poseía el poder para poner a las sombras muchos de los textos cristianos gnósticos pero fue sólo en ese corto periodo de tiempo, la iglesia católica desde antes del concilio de Nicea rivalizaba de alguna manera con las otras corrientes cristianas, entre ellos los gnósticos, pero fue hasta el concilio de Nicea cuando la iglesia católica fue apoyada por el imperio y obtuvo el poder para poder desterrar los otros evangelios de la época, pero el desterrar o desaparecer los otros evangelios sólo es un decir  ya que aún siguieron existiendo las otras corrientes cristianas y textos pero de manera mucho más discreta.

No se puede negar que el evangelio de los doce santos fue escrito por causa nobles al mostrar  énfasis hacia el respeto de los animales pero su historia no cabe duda de que es falsa, los evangelios canónicos a diferencia de la mayoría de los evangelios apócrifos son redactado de una forma cronológica y de forma muy sencilla sin entrar a fondo a los detalles, la intención de los autores de estos cuatro evangelios fue el mostrar la vida de Jesús de una forma muy resumida poniendo énfasis en sus parábolas y los milagros, de hecho los mismo evangelios se menciona que no bastaría ni todo el mundo para contener los libros necesarios para escribir una por una todas las obras que hizo Jesús. Por otra parte la mayoría de los evangelios apócrifos dan la impresión de que los mismos autores tomaron como fuente los cuatro evangelios canónicos para escribir sus propios evangelios, también puede decirse que fueron escritos para rellenar aquellos huecos  que no daban detalles los cuatros evangelios canónicos o para dar respuesta a los detalles que no se mencionan en dichos evangelios, por ejemplo en los evangelios canónicos no se menciona mucho detalles de la infancia de Jesús y por ende es normal que hayan aparecidos textos donde se narren la infancia de Jesús como el Evangelio Árabe de la infancia, Evangelio de Santo Tomas, Historia de la infancia de Jesús según Santo Tomas, etc., tampoco en los cuatros evangelios canónicos dan detalles de la vida de María la madre de Jesús, pero con el transcurso del tiempo fueron apareciendo textos donde se narraban historias detalladas de la vida de la Virgen María.

Es obvio que estos evangelios carecen de veracidad histórica, en primer lugar los textos fueron escritos demasiado tiempo después a la vida de Jesús o de sus apóstoles, en su mayoría fueron escrito durante la edad media, en segundo lugar los autores de dichos textos cometen errores al escribir costumbres erróneas a las tradiciones Judías de la época de Jesús.  

El evangelio de los doce Santos simplemente es uno de los más evangelios apócrifos que fue escrito para rellenar uno de esos huecos que no dan detalles en los cuatros evangelios canónicos, estos cuatro  evangelios no se enfoca mucho sobre el respeto a los animales (salvo unas veces que se mencionan) y por ende el reverendo Gideon Jasper Richard Ouseley quiso mostrar a un Jesús muy animalista, o tal vez quiso promover el vegetarianismo en una época donde este estilo de vida aún no era algo común e ingeniosamente usó el evangelio para promoverlo.


"Este artículo cómo todos los demás de este blog los escribí basándome desde mi propio punto de vista, cada uno tiene la última palabra y diferentes opiniones al respecto ya que la historia a veces puede ser muy subjetiva, si tienes una opinión diferente o algo que desees agregar hazlo saber en un comentario. "








2 comentarios:

  1. Muy buen artículo. El respeto a la vida muchas veces pasa por alto en nuestra sociedad materialista, el respeto por la vida animal.

    Originalmente el plan de Dios no era que el hombre se alimentara de carne, y eso queda muy claro en el Génesis. Tampoco será alimento la carne, cuando todas las cosas sean restauradas, al regreso de Cristo. Comer carne fue una "licencia" que sobrevino después de la caída.

    Por estos días de las Fiestas, la raza humana cae en una lamentable contradicción: Por un lado habla de "noche de paz, noche de amor", pero por otro extiende copiosas mesas fúnebres, para atiborrarse de cadáveres de nuestros hermanos menores, los animales.

    Horrendas matanzas se producen con motivo de las fiestas, y eso no es bueno.

    Personalmente, amo la Figura de San Francisco de Asís, un santo que incluso predicaba a los animales.

    ResponderEliminar
  2. No se puede ser mas idiota que pretender predicar a los animales , lo que hay que hacer es no dañarlos.

    ResponderEliminar