sábado, 30 de septiembre de 2017

La navidad, Entre lo pagano y lo Religioso

Hoy en día se puede decir que la navidad está dividida en dos partes, por una parte tenemos una navidad pagana y que sin duda alguna es la que más predomina entre la sociedad, esta navidad se celebra como cualquier otra fiesta o cumpleaños en donde la música, el baile y sobre todo el alcohol no pueden faltar. Por el otro lado nos encontramos la navidad espiritual o religiosa,  se trata de una simple conmemoración del nacimiento de Cristo, se asiste a la iglesia, se hacen liturgias, oraciones, rezos, canciones o alabanzas y por último el convivio familiar.

He escuchado mucho decir que hubo un tiempo en que la navidad no estaba corrompida y era totalmente espiritual y religiosa, lo he leído en internet, lo he escuchado en la televisión, incluso hasta en  un documental lo llegué a escuchar, pero todo esto es totalmente falso, la realidad es que desde el inicio de las primeras navidades en Roma a mediados del siglo IV ha sido exactamente igual o más pagana a lo que vemos hoy en día , desde sus inicios la navidad ha estado dividida entre lo espiritual y lo pagano, siempre sobresaliendo más la parte pagana y siendo la más aceptada, a tal grado que en un tiempo se llegó a prohibir dicha celebración. A la iglesia no le agradó nada que la fecha que había asignado para la conmemoración del Nacimiento de Jesús la mayoría de las personas usara tal día para festejarlo de la manera más pagana al igual como se puede ver hoy en día, con bailes, música, y sobre todo con alcohol.

En la tradición Judía no existía la costumbre de celebrar los cumpleaños por ende en la época de Jesús y en los primeros siglos del cristianismo no había razón alguna para celebrar dicha fecha, ni siquiera los autores de los evangelios se tomaron la molestia de  documentar la fecha del nacimiento de Jesús. En el siglo IV cuando la iglesia impuso el 25 de diciembre como la natividad de Jesús, en ese tiempo mucho romanos ni siquiera eran cristianos, la tradición y la religión pagana aún estaba muy activa en el pueblo Romano, la iglesia sabía muy bien que no podía deshacer todas esas tradiciones de un día para otro y  por ende de alguna manera  las intentaba absorber y cambiarle el significado por uno cristiano en vez de uno pagano.

 En aquellos tiempos para los romanos y para otras culturas las fechas más importante era el solsticio de invierno y las fiestas saturnales, los romanos aprovechaban esos días para festejarlos ya que eran días de descanso y ocio, las fiestas empezaban el 17 de diciembre para finalizar con el solsticio de invierno que es el 25 de diciembre ,  y como en la mayoría de las fiestas la gente se embriagaban, bailaban, había un gran banquete, la música no faltaba y el intercambio de regalo ya era algo común en aquella época durante las fiestas, en poca palabras era la fiesta más grande e importante del año. La iglesia católica intentó sustituir esa festividad pagana por uno que tuviese un significado cristiano,  desde un principio la idea de la iglesia no fue el imponer un día festivo sino un día dedicado para conmemorar el nacimiento de cristo, pero en un pueblo romano que aún le faltaba mucho para su conversión total al cristianismo obviamente ellos seguirían celebrando las fiestas saturnales y el solsticio de invierno de igual manera como se hacía desde ante que se asignara el 25 de diciembre como la natividad de Jesús, los únicos que conmemorarían tal día de una forma espiritual y religiosa serían aquellas personas que habían abandonado muchas de sus costumbres romanas al convertirse al cristianismo.

Con el paso de los tiempos la navidad ha cambiado bastante, se han quitado, cambiado y agregado nuevas costumbres y tradiciones que todos seguramente ya conocemos, ha sido bastante el cambio a tal grado que actualmente a las personas son muchas cosas que se les puede venir  a la mente al escuchar la palabra navidad antes  que el nacimiento de Jesús, pero una cosa que ha sido igual desde el principio de la navidad es que ha estado dividida respecto a su forma de celebrar, como vemos en la actualidad desde el inicio  de la navidad ha sido celebrada  tanto creyentes y no creyentes pero por diferentes motivos, tanto en tiempos actuales y antiguos para la mayoría de las personas no les interesaba en lo más mínimo que se tratase del nacimiento de Jesús, lo que en realidad les interesaba era pasar un día de fiesta y descanso .



Compartir en tus redes