jueves, 12 de abril de 2018

Intervención estadounidense en México (Santa Anna y el Batallón de San Patricio)

Durante la guerra de intervención existe una peculiar historia de la cual no se habla mucho y que la mayoría de los Mexicanos desconocen, se trata del batallón de San patricio. Durante la guerra de intervención Estadounidense en México, donde el gobierno de Estados Unidos pretendía apoderarse de los territorio del norte de México, alrededor de doscientos soldados de origen Europeo (en su mayoría Irlandeses y católicos) que pertenecían al Ejercito de Estados Unidos desertaron a su  propio ejercito para unirse al Ejercito de México aún sabiendo que les podría costar la misma vida en dado caso de ser capturados, a esta Unidad Militar fue conocida como el batallón de San Patricio y estuvo presente en 5 batallas principales. 

A causa de la situación que se encontraba Irlanda durante el siglo XIX muchos irlandeses habían emigrado hacia Estados Unidos y se unirían al ejercito de Estados Unidos. Cuando se inició la intervención Estadounidense los irlandeses sintieron mucha empatía hacia el Pueblo de México al sentirse identificados con los Mexicanos a causa de que compartían su misma religión y que además Irlanda habían experimentado una situación similar tras la invasión de Inglaterra.



En la última batalla que este batallón estuvo presente fue en la batalla de Chorobusco, tras la derrota del ejército Mexicano en dicha batalla la mayor parte de los miembros del batallón de san patricio fueron capturados y condenados a la horca, la ejecución se llevó a cabo después de tomar el castillo de Chapultepec y fueron colgados mientras veían como la bandera estadounidense remplazaba en lo más alto la bandera de México. Los miembros del batallón de San Patricio que desertaron antes de que la declaración de guerra se hiciera oficialmente no fueron condenados a la horca pero fueron marcado con la letra D (de desertores), entre los que fueron marcados estaba el general Jonh Riley, el líder de batallón.





Cuando se habla de la guerra de intervención estadounidense lo primero que a la mayoría de las personas se les puede venir a la mente es Santa Anna y los niños Héroes, la diferencia es que a Santa Anna se le recuerda como un traidor de la patria mientras lo niños héroes es todo lo contrario.

Como ya saben la historia a veces es muy subjetiva pero desde mi propia perspectiva  Santa Anna no fue un traidor, su único pecado por así decirlo fue el ser derrotado por un ejército sumamente más preparado y con mejor armamento, por otro lado los niños héroes simplemente se ha ensalzado mucho su imagen cuando la realidad la historia de los niños héroes es más romanticismo mezclado con leyenda que hechos históricos reales, los niños héroes simplemente eran cadetes del colegio militar del castillo del chapultepec que perdieron la vida en la guerra al igual que muchos otros cadetes durante esa batalla.

Obviamente cada país necesita sus héroes en cada uno de sus acontecimientos históricos,, pero como en este caso fue México el lado derrotado los héroes estaban escasos, y por no querer reconocer la valentía y las hazañas de algunos que tuvieron su dignas derrotas mejor se inventaron su propia historia que fuera más heroica , romántica y épica como las de los niños héroes, no niego la acción heroica de aquellos cadetes por el simple hecho de defender el castillo pero su historia se exageró y se distorsionó.




No sé ustedes pero en la primaría cuando escuchaba  hablar sobre los niños héroes en la me imaginaba literalmente a unos no mayores de 10 o 12 años que defendieron el castillo de chapultepec, la realidad es que los cadetes considerados los niños héroes ya se le podían considerar adultos o casi adultos a excepción de Francisco Márquez y Vicente Suárez que eran menores de 15 años.

La hazaña más famosa que todos conocen es la de Juan Escutia aventándose al vació cubierto por la bandera de México para que no cayera en manos del enemigo, no es por denigrar este mito pero desde que era niño imaginaba y pensaba esta escena y nunca le encontraba mucho sentido, no me cabía en la cabeza como alguien para salvar literalmente su bandera  se aventaría al vacío cuando la realidad eso no evitaría la captura de la bandera, de hecho se puede decir que ese acto facilitaría tomar la bandera, yo no podía imaginar como alguien salvaría la bandera de esa manera, una cosa es salvar la bandera de manera simbólica  (lo que representa la bandera) y otra cosa es salvar la bandera de manera literal como se cuenta en esta historia, (eso sería mucho fanatismo). A lo largo de la historia muchos soldados o líderes han preferido el suicidio antes de caer en manos enemigas,  pero esto es otra cosa muy diferente a lo que se cuenta de Juan Escutia,  lo que creo que pudiese ser más creíble según mi conclusión es que probablemente el cadete al verse acorralado por el ejército estadounidense quiso encontrar una salida y prefirió aventarse al precipicio ya que era la única opción, y no por esto significa que fue un acto de cobardía sino que es lo más natural, es el instinto de huir ante el peligro.

Las estrategias de guerras han cambiado bastante a lo que se conoce en la actualidad, antes había algún soldado que se encargaba de portar la bandera , esas banderas las usaban para avisar que fue tomada una posición o territorio pero si hubiese la necesidad de usarla como arma no dudarían en pinchar al enemigo con el mismo asta de la bandera (por eso es que el asta de las banderas suelen ser con punta como flecha), un ejemplo de banderas en esta guerra fue cuando los mexicanos fueron derrotados en la batalla de Chorobusco los miembros del batallón de San patricio fueron capturados y la mayoría fueron condenados a la horca, a esos miembros ya lo tenían preparados para su ejecución pero para humillarlos más los pusieron un lugar donde el castillo de Chapultepec era visible, sólo estaban esperando que la bandera estadounidense hondeara en lo alto del castillo para que se enteraran de que el castillo fue tomada y llevar acabo la ejecución por traición.




Cuando se habla de Santa Anna rápidamente se le recuerda o asocua como un traidor de la patria, una de las principales razones por lo que los políticos de aquél tiempo lo acusaban de traidor pudo haber sido por un pequeño acuerdo entre la armada de estados Unidos y Santa Anna. Cuando se inició la guerra Santa Anna ya se encontraba exiliado en Cuba, el gobierno desesperado y aterrados por la situación por la que se encontraba México optaron por confiar en Santa Anna aunque le tenían mucho resentimiento, pero como las opciones eran pocas no les quedó de otra mas que pedirle ayuda. El llamado a Santa Anna se llevó acabo pero sólo había un problema, en la ruta marítima entre cuba y México estaba resguardada por el ejército naval estadounidense y por lo tanto bloquearían el acceso de Santa Anna a México, Santa Anna se las ingenió para cruzar el bloqueo de la armada estadounidense haciéndoles creer que al llegar a México iba a facilitar la negociación de las ventas del territorio que los Estados Unidos quería de México, obviamente el gobierno estadounidense no confió totalmente en él pero aún así lo dejaron pasar,,( como diciendo no perdemos nada con intentarlo).


Todo el tema de Santa Anna como un traidor empieza cuando Santa Anna logra pasar por el bloqueo estadounidense para llegar a México, los políticos desconfiaron por que sabían muy bien que la única manera de que Santa Pudiese pasar por el bloqueo es que haya hecho algún tipo de negociación con Los Estados Unidos sobre el territorio, y sin duda alguna sería traición. Efectivamente Santa Anna si hizo tal negociación pero sólo engaño a la armada estadounidense para poder cruzar hacia México, al llegar a México hizo exactamente a lo que venía, organizó un ejército sin mucho presupuesto y tratar de detener el avance del ejército estadounidense, el jamás habló de negociación con Estados Unidos ni nada que tuviese que ver con la ventas de territorios, de hecho él ni siquiera estuvo presente en el tratado de Guadalupe cuando México derrotado y sin nada más con que pelear obligatoriamente tuvo que ceder el territorio del norte.

"La línea divisoria entre México y los Estados Unidos se fijará junto a la boca de mis cañones" (Antonio López de Santa Anna).

Otra razón por la que a veces se le acusa a Santa Anna como traidor es su retirada en el combate de Buena Vista cuando la batalla la tenía casi ganada en su totalidad. La batalla de Buena Vista fue el primer gran enfrentamiento en donde Santa Anna participó en la guerra de intervención, Santa Anna se las arregló para crear un ejercito de gran tamaño, es cierto que no estaban muy bien equipados pero lo que le daba ventaja ante el ejercito de Zacharay Taylor es que lo superaba por mucho en número, si en dado caso de que los dos bando se hubiesen enfrentado más o menos con el mismo número de soldados seguramente que el ejército de Taylor vence al de Santa Anna pero al no ser así Taylor estuvo apunto ser derrotado por las fuerzas Santa Anna.  


Santa Anna se había percatado de que el Ejército estadounidense se había dividido así que vio la oportunidad precisa para vencer a un ejército menos numeroso al suyo, la batalla se inició el 23 de febrero de 1847 en puerto de la Angostura, fue una sangrienta y cruel batalla ya que siendo tierras que se encontraban en medio de la nada y  muy deshabitadas no había lugar donde llevar a los heridos, literalmente los heridos morían abandonados en el campo de batalla sólo esperando la muerte o en espera a que los coyotes hambrientos terminaran son su sufrimiento. La batalla se extendió por dos días y el ejercito estadounidense se encontraba de la peor manera, en la noche del segundo día los estadounidense  no deseaban ver el amanecer otra vez ya que sabían que un día más de batalla las fuerzas de Santa Anna acabarían con con ellos. Al amanecer el campo de batalla fue iluminado por los rayos del sol pero para suerte del ejército estadounidense las fuerzas de Santa Anna habían desaparecidos totalmente. Por esta razón es que a Santa Anna  se le acusa por traidor suponiendo que hubo una negociación entre ambos bandos para que Santa Anna se retirada sin nunguna razón,pero la realidad es que los verdaderos traidores estaban en la ciudad de México con su rebelión de los Polkos, hicieron una guerra civil entre el mismo pueblo aún sabiendo que México estaba en guerra contra Los Estados Unidos. Se Pueden sacar muchas conclusiones de la real causa sobre la retirada tan repentina de Santa Anna, ya sea por falta de recursos o por la rebelión de los Polkos pero no hay ninguna prueba de traición por parte de Santa Anna , lo que que si es verdad es que gracias a la rebelión de lo polkos que se desató en la ciudad de México la desembarcación del ejército estadounidense se logró sin ninguna resistencia por parte de México, en pocas palabras le dejaron la puerta abierta al ejército invasor, y todo esto porque la ayuda que supuestamente  debía de haber llegado desde la ciudad de México no se pudo llevar a cabo gracias a que se encontraban muy ocupados en su guerra civil.



Es cierto que Santa Anna era un ambicioso y que cometió errores cuando estaba en el poder como muchos otros  pero la participación de Santa Anna la veo de la siguiente manera; A veces las personas nos damos cuenta de nuestras faltas cuando lo perdemos todo, en este caso Santa Anna veía su participación en la guerra una gran oportunidad de recuperar su honor y estaba dispuesto a lograrlo, pero la realidad es que no siempre se gana, él amaba a México y no estaba dispuesto a vender nada, el peleó hasta el último esfuerzo, combatió hasta que ya no tenía más opciones ni recurso, sólo que aceptar la rendición.




Suponiendo que en dado caso de que Santa Anna hubiese sido el vencedor les aseguro que la historia lo tendría como uno de los más grandes Héroes de México junto con Miguel Hidalgo o Benito Juarez, de hecho la fama de Benito Juárez se debe más a que fue el vencedor contra la invasión Francesa, porque si los liberales hubiesen perdido la Guerra probablemente Juárez ahorita estuviera casi olvidado en la historia. Y hablando un poco de la intervención francesa, uno de los más grandes héroes de la intervención que México tiene en el olvido y no lo reconoce como tal fue sin duda Porfirio díaz, y a diferencia de Benito Juarez y muchos otros políticos que en los libros resaltan sus nombres como héroes es que Porfirio Díaz si estuvo peleando a muerte contra los franceses, en cambio a pesar de su heroísmo en la guerra el que se llevó todo el crédito fue Ignacio Zaragoza junto con Escobedo.


Por último quiero agregar que para mí, al General Santa Anna se le conoce como un traidor sólo porque no logró su objetivo, Los mismos políticos fueron los que les dieron la fama de traidor y los que disfrazaron una derrota con una traición, para mucho es más fácil aceptar la idea de un traición que aceptar una derrota por el enemigo, quieren justificar una derrota con una excusa inventada y culpando a un sólo valiente hombre por el destino que tuvo México tras la guerra.

Pd. En el acto en donde si se le puede responsabilizar a Santa Anna fue en la venta de la Mesillas del 1853 (territorio al norte de Sonora y Chihuahua), pero hay que considerar la situación en la que se encontraba el País en ese entonces, México pasaba por una de los peores crisis que llevó a la desesperación a Santa Anna al tal grado que se empezó a cobrar impuestos absurdos como los impuestos por las ventanas, puertas y hasta por las posesiones de perros. Cinco años después de finalizar la guerra Estados Unidos no se conformó con todo el territorio que se quedó de México y sin importarles el mismo tratado de Guadalupe que se había firmado 5 años antes decidieron por anexar la región de la Mesilla ya que por las condiciones de su terreno facilitaría las vías ferroviarias que los Estados Unidos estaba construyendo. En dado caso de que Santa Anna se rehusara a vender el territorio reclamado el gobierno de Estados Unidos ya estaba bien preparado para empezar otra guerra de intervención que obviamente México no podía sostener, Santa Anna sin dar lucha alguna tuvo que vender el territorio de la Mesilla, literalmente el gobierno de Estados Unidos presionó a Santa Anna a vender esa parte del territorio a punta de cañón.


Tras la venta de Mesilla la reputación de Santa Anna se vino a los suelos y el plan de Ayutla se llevó a cabo con éxito acabando de una vez por toda con la dictadura de Santa Anna y mandarlo por tercera vez al exilio. Cuando estalló la guerra de intervención Francesa Santa Anna lejos de su patria ofreció sus servicios al gobierno de México para luchar contra los franceses pero como era de esperarse fue ignorado, al ver que no había posibilidades de que México lo aceptara ofreció sus servicios al imperio que trataba de establecerse en el País pero también fue ignorado por los conservadores. Santa Anna aunque se encontraba exiliado lejos de su patria no sólo perdía las esperanzas de volver a tocar tierras mexicanas sino que aún tenía la idea de volver a gobernar México aprovechando que el gobierno republicano se encontraba debilitado por la guerra de intervención francesa para hacer un golpe de estado contra el gobierno Juárez, tenía planeado arribar en un barco lleno de arsenal al puerto de Veracruz para llevar a cabo un golpe de estado pero antes de llegar fue descubierto por un buque de guerra estadounidense que se encontraba cerca del puerto y con disparos de advertencia de cañones lo hicieron que desviara su ruta hacia cuba ya que el gobierno estadounidense daba todo su apoyo a Benito Juárez, por lo tanto los sueños de Santa Anna de volver a México no se podría hacer realidad sino años más tarde cuando Sebastían Lerdo de Tejada llegó a la presidencia e inició una amnistía, Santa Anna aprovechó este acto ya que quedaría absuelto de toda culpa reprochadas del pasado y sería de nuevo un hombre libre en México.


"Como no fui un héroe trágico en mi infortunio se me llama traidor, la distancia entre uno y otro es inmensa. La mala fortuna me ha privado de la incomparable satisfacción de presentarle una espléndida victoria, pero nunca cometí un crimen contra mi patría, un buen hombre cuando me haya ido es lo más que llega mi ambición. He deseado todo lo grandioso y glorioso para México y para obtenerlo no he escatimado ni mi propia sangre, esto lo saben y me harán justicia." (Antonio López de Santa Anna)